Inicio Innovación líder Acerca del refrigerante R410A (HFC)

Acerca del refrigerante R410A (HFC)

La mayoría de los aires acondicionados Toshiba utilizan el refrigerante R410A el cual no contribuye al agotamiento de la capa de ozono.

HFC.jpg Los fluidos de refrigeración o refrigerantes son derivados de combinaciones químicas de elementos básicos de la tabla periódica. Aun así no todos los elementos básicos son apropiados para la formación de una combinación adecuada de refrigerante. Algunos de ellos son tóxicos, otros radiactivos y otros tienen puntos de ebullición no aptos para los procesos de enfriamiento. Teniendo esto en mente, sólo quedan 8 elementos básicos (carbono, nitrógeno, azufre, hidrógeno, flúor, cloro y bromo). Aun menos, sólo 6, ya que el cloro y el bromo no pueden ser considerados porque se ha demostrado que destruyen la capa de ozono.

El R-410A es una mezcla casi azeotrópica de difluorometano (CH2F2, llamado R-32) y pentafluoroetano (C2HF5, llamado R-125), que se utiliza como refrigerante en aplicaciones de aire acondicionado. A diferencia de muchos refrigerantes haloalcano, éste, no contribuye al agotamiento del ozono, y por lo tanto se usa ampliamente. En 1996 Carrier Corporation fue la primera compañía en introducir al mercado una unidad de aire acondicionado residencial que utilizaba R-410A. Ahora el R-410A es el refrigerante preferido para aires acondicionados residenciales y comerciales en Japón y Europa, sustituyendo así al R-22.

Los aires acondicionados Toshiba siempre se llenan con una cantidad específica de refrigerante. Esta cantidad precargada de fluido de refrigeración es suficiente para una longitud determinada de tuberías. Los detalles específicos de la cantidad de refrigerante necesaria por metro de tubería se indican en los manuales de servicio e instalación.

El R-410A no es compatible con el refrigerante R-22 que se utilizaba anteriormente. El R-410A sólo se debe utilizar en equipos diseñados y construidos específicamente para los refrigerantes de mayor presión. El R-410A funciona a presiones considerablemente más altas y requiere el uso de tanques especiales, medidores y equipos de recuperación. Sistemas diseñados para el R-410A emplean tubos de paredes más gruesas, y compresores capaces de soportar una mayor presión.